Proyecto de resilencia

en 5 comunidades del municipio de Puebla

Estudio previo

El crecimiento de la población en condiciones de pobreza en nuestro país, pasó de 53.3 millones en año 2012 a 55.3 millones en 2014. Contrastado con el número total de mexicanos cerca de 121 millones, representa el 46.2% de la población, esto según EL Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo (CONEVAL). Según el  informe 2012-2014 del CONEVAL, ocho de cada diez mexicanos se encuentra en situación de pobreza o de vulnerabilidad por algún tipo de carencia social, entre las que se encuentran el ingreso de los hogares, el acceso a la educación, los servicios de salud, la seguridad social, la calidad y espacios de la vivienda, los servicios básicos de la vivienda, la alimentación y cohesión social.

Ahora bien, por la ubicación del Estado de Puebla está propenso a sufrir diferentes desastres, los cuales son:

Inundaciones, sismos, actividad volcánica, incendios, sequías y deslaves, además de que los cambios climáticos están a la orden del día, y existen comunidades de pueden ser víctimas de estos desastres, ya que el crecimiento poblacional y las características de estas comunidades no se encuentran actualizadas en las bases de datos, impidiendo realizar adecuadamente un diagnóstico.

Cruz Roja Mexicana como institución Humanitaria de Asistencia Privada, que forma parte del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, dedicada prevenir y aliviar el sufrimiento humano para mejorar las condiciones de vida de las personas y comunidades, fomentando una cultura de autoprotección a través de la acción voluntaria, está trabajando desde el año 2017, en el “PROYECTO DE RESILIENCIA DE 5 COMUNIDADES DEL MUNICIPIO DE PUEBLA” y son:

  • San José El Aguacate
  • San José Xacxamayo
  • La Libertad Tecola
  • Los Ángeles Tétela
  • Santa María Tzocuilac La Cantera

Las comunidades se eligieron por rezago social, nivel de pobreza, cantidad de población (menos de 5,000 habitantes), ubicación (cercanía a la institución) y la seguridad para el personal que interviene.

Las problemáticas de estas comunidades son el nivel de marginación y la baja calidad de vida que predomina. La carencia o ausencia de servicios básicos como son: drenaje, agua, manejo de residuos y contaminación de cauces naturales de agua. También, dentro de las causas de algunas problemáticas se puede mencionar algunos usos y costumbres muy arraigados dentro de las prácticas sociales como son: quema de basura, procreación entre familiares, el manejo de desechos humanos en fosas sépticas improvisadas, las cuales distan de dar la función que la necesidad requiere; desintegración del tejido social, el cual obstaculiza la cohesión comunitaria y, en consecuencia, no permite el desarrollo de la comunidad ni en lo individual ni en lo colectivo. La falta de espacios recreativos y culturales genera muchas de las problemáticas sociales como las adicciones y la delincuencia.

Los habitantes de las comunidades responsabilizan a las autoridades de todas las carencias y falta de desarrollo que hay en sus poblaciones. Cabe mencionar, que con base en técnicas especializadas que el equipo de resiliencia aplicó con la población sujeto de nuestra intervención, se develaron problemáticas existentes que, ya sea por la secrecía con la que se manejan, o por la normalización a la que se ha llegado por la cotidianidad de su recurrencia, no se manifiestan pero existen en altos porcentajes, como son: violencia intrafamiliar, violencia e inequidad de género.

Los objetivos del programa

Hacer comunidades resilientes en las que se viva una Cultura de Protección Civil, Salud y Cohesión Social, a través del aumento de los conocimientos y capacidades de los distintos grupos de la población (niños, jóvenes, adultos y adultos mayores) residentes en las 5 comunidades seleccionadas, mediante la creación, formación y acompañamiento de las comisiones de participación comunitaria, de acuerdo al Plan Estratégico 2016-2020 y al Modelo de Intervención Social de la institución, en el eje de la prevención.

Objetivos específicos

Preparar

Preparar

Preparar a la población para hacer frente a emergencias o desastres de acuerdo a su situación de riesgo, con el fin de fortalecer la cultura de la protección civil en las 5 comunidades.

Fomentar

Fomentar

Fomentar estilos de vida saludable y disminuir los factores de riesgo que impactan en la morbilidad y mortalidad de la población de las 5 comunidades.

Desarrollar

Desarrollar

Desarrollar competencias interpersonales para la preparación y/o modificación de conductas.

Reporte de actividades

¿Hasta dónde hemos llegado?

report
Ver reporte

¿Quieres ser parte de este gran proyecto?

Únete a nuestra causa.

Por comunidades más capacitadas, más fuertes y sobre todo resilientes.